La solución indolora

DEPILACIÓN ELÉCTRICA

La depilación eléctrica es una técnica de inserción folicular para destruir el pelo que consiste en quemar una por una las células responsables del crecimiento del mismo para evitar que este aparezca.

Es necesario dar varias sesiones de depilación debido a que el vello no crece con la misma frecuencia y la depilación eléctrica trata los últimos pelos que salen por lo que posteriormente otros, que no eran visibles en el momento de la sesión, saldrán a la luz y habrá que proceder a tratarlos.

La duración de la sesión depende de la zona a tratar y después de la sesión es posible la aparición de rojeces o pequeñas marcas que pueden durar 2 semanas.

Es importante que tras la sesión la exposición al sol sea nula.