TU CUERPO SIN VELLO

DEPILACIÓN CON CERA

Cera Fría:

La depilación con cera fría se realiza con bandas que se calientan con la temperatura de las manos, frotándolas en medio de ellas unos minutos. Suele utilizarse para zonas pequeñas como labios, cejas...

Cera Caliente:

Esta es la técnica de depilación más utilizada en todos los centros de estética. La cera caliente se coloca en una máquina especial que la calienta durante algunos minutos hasta que alcanza la temperatura adecuada para su utilización. Se aplica con una espátula en la piel dejando que se enfríe para posteriormente de un sólo tirón retirar todo aquel vello que creemos oportuno.

Luego de este proceso, aplicaremos una loción y una crema humectante para hidratar bien la zona y evitar la inflamación.